Ni un paso atrás - article ABC 08/02/2011

El partido socialista ha practicado una política de inmigración equivocada, favoreciendo los papeles para todos, dejando a un lado el control de la inmigración irregular y olvidando por completo que la capacidad de acogida de nuestra sociedad es limitada por lo que esta debe ajustarse a nuestras posibilidades reales para garantizar la integración de las personas inmigrantes.

Nosotros defendemos un sistema de integración social que promueva y proteja nuestros valores, aquellos que como país hemos construido entre todos, un sistema que se fundamente en la necesidad de que todo el que llegue esté dispuesto a respetarlos, porque esta es la mejor vía para conseguir una integración plena de las personas inmigrantes y la única que nos permitirá garantizar una buena convivencia.

Que todo el mundo tenga los mismos derechos y los mismos deberes y obligaciones y que las diferencias culturales no estén por encima de nuestro marco de convivencia, es pues fundamental y exige de actuaciones claras y rigurosas que nos permitan resolver actuaciones existentes en el día a día de nuestra sociedad, como lo es el uso de piezas que tapan casi o por completo la cara de la mujer como son el “burka” y el “niqab”.

El PPC, convencido de que a las administraciones públicas les corresponde tomar decisiones claras y inequívocas a favor de la sociedad de los derechos y las libertades para todos y todas, ha presentado una propuesta para que el Parlamento de Catalunya pida al Gobierno Central que lleve a cabo las reformas legales necesarias para prohibir el uso del “burka” y el “niqab” en la vía pública así como en todos los edificios y equipamientos públicos, y a su vez dé su apoyo, a todos esos municipios que por falta de una regulación estatal ya han aprobado introducir en sus ordenanzas municipales esta prohibición.

Y lo hemos hecho porqué consideramos, como lo hacen la mayoría de los ciudadanos, que estas prácticas no se corresponden con los valores en que se fundamenta en nuestra sociedad la convivencia ciudadana, especialmente a lo que se refiere a la igualdad entre hombres y mujeres. En la lucha contra la violencia de género y la discriminación de la mujer no podemos tolerar ni aceptar ningún paso atrás, al contrario, hace falta seguir avanzando cosa que no permiten estas prácticas.

La valentía en política se demuestra planteando debates que, aunque algunos nieguen, existen, y por lo tanto cuando uno considera, como es el caso del PP, que la utilización del “burka” y el “niqab” es un elemento de discriminación, de falta de dignidad y de humillación y vejación de los derechos de las mujeres, nuestra responsabilidad es hacer todo lo que esté en nuestras manos para que esta deje de ser una realidad existente en nuestras calles como lo es ahora.

Josep Enric Millo Rocher
Portavoz del PPC en Parlament de Catalunya

1 comentari:

Marc Vergés ha dit...

El problema principal, a part d'una política d'immigració nefasta durant anys, és la hipocrecia sobre el tema, l'anar fent i el deixar passar coses que no s'haurien d'haver permès des de les primeres manifestacions.

No es pot confondre integració amb acceptació de tot el que ve de fora, sobretot quan des de la nostra societat més o menys civilitzada es manifesta com una clara retallada de drets i llibertats de la persona.

Integració significa integrar-se en una societat ja construïda, amb l'objectiu de l'ampliació de drets i llibertats, incompatible amb valors que redueixen o manifesten una clara negació d'aquests drets i llibertats.