Sin noticias de la cumbre - Article ABC 22/03/2011

Hoy faltan tres días para la cumbre de partidos convocada por el presidente de la Generalitat para buscar propuestas y soluciones a los problemas derivados de la crisis económica, que no son pocos. El viernes nos reuniremos todos los partidos políticos, el Gobierno en pleno, el Consejo Asesor de economía y crecimiento, agentes económicos y sociales, patronales y sindicatos. Overbooking total.

Más allá de lo concurrido de la reunión, nos llama la atención que a estas alturas no sepamos cuál es el orden del día, si hay algún documento que podamos debatir o de qué asuntos trataremos.

Nosotros acudiremos, como no podía ser de otra manera. Acudiremos porque creemos que es urgente abordar ya el camino que tenemos que tomar para salir lo antes posible de la crisis económica. No podemos permitirnos perder un sólo minuto. Cada día, 665 catalanes pasan a engrosar las listas del paro. Esto es un drama económico y social que requiere que, con el Gobierno al frente, todos nos pongamos a buscar soluciones.

No sabemos si este será un tema prioritario en la reunión. De momento, todo apunta a que la convocatoria de esta cumbre es un intento de sacar el debate de la sede parlamentaria, donde CiU no tiene mayoría y tiene que buscar acuerdos con la oposición. Nuestra posición es clara, pero la del PSC es ambigua. Por un lado, se erigen como principal partido de la oposición, pero a la hora de la verdad apoyan a CiU a cambio de que éstos secunden la política económica de Zapatero en Madrid. Existe un pacto no escrito para que actúen como oposición light, sin molestar demasiado, no vaya a ser que Zapatero se quede solo en el Congreso. En definitiva, CiU tiene como socio preferente a aquellos que nos han hecho llegar a este punto, los que han puesto a Cataluña en el agujero en el que estamos.

Y no sólo es eso. CiU está siguiendo también la estela del tripartito en cuanto a política de escaparate. De entrada, es preocupante que la inacción en la que está instalado el Gobierno pretenda ser tapada con una fotografía. Nos han vendido la reunión del viernes como la panacea, pero hasta el momento no sabemos ni de qué hablaremos, si es que da tiempo a que podamos hablar todos en este encuentro tan multilateral.

Nosotros esperamos concreción, iniciativa, soluciones y propuestas. Si lo que pretende el presidente Artur Mas es seguir con la estrategia del tripartito, la de las fotografías y escenificaciones sin contenido, no nos encontrará. No nos sirven las declaraciones de buenas intenciones, ni a nosotros, ni a los miles de catalanes que sufren la crisis económica.

Josep Enric Millo
Portavoz del PP en el Parlament de Catalunya