Incertidumbre variable - article ABC 10/01/2012

Según hemos podido ver los últimos días, la geometría variable de la que presume el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha convertido en política variable e imprevisible. El Gobierno de CiU sigue sin rumbo fijo, sin una hoja de ruta clara para conseguir el objetivo que todos los catalanes queremos, salir de la crisis económica con los menos daños posibles. Durante las vacaciones navideñas los dirigentes de CiU se han dedicado a especular y divagar sobre posibles apoyos a los presupuestos de la Generalitat para el 2012. Aún no han asumido que no tienen mayoría en el Parlament, y que el Gobierno de Cataluña no tiene suficientes apoyos por sí mismos para sacar adelante sus iniciativas. Actúan al margen de la realidad, mareando la perdiz, y así no irán a ninguna parte y, lo que es peor, tampoco irá a ninguna parte el devenir de la economía catalana.

Nosotros, el Partido Popular, estamos donde estábamos. Es el Gobierno de Artur Mas el que se tambalea acercándose a un partido u otro según le convenga mediáticamente en cada momento. CiU tiene que apostar por una línea estratégica clara, decir qué quiere hacer y con quién. Esta indecisión sólo genera incertidumbre, nada recomendable para los tiempos que corren.

Si CiU opta por gobernar con PSC o ERC volveremos a las políticas del tripartito, a las políticas que han hundido este país. No es esto lo que Cataluña necesita. No podemos salir de ésta de la mano de los que nos metieron. Necesitamos estabilidad, responsabilidad, seriedad y rigor, no un gobierno que va dando tumbos a un lado y a otro que lastran aún más la salida de esta crisis económica. Se van a tener que decidir, Artur Mas tiene que establecer quién va a ser el socio preferente para llevar a cabo políticas decididas y valientes que nos saquen de este agujero. Cataluña no puede perder más tiempo jugando a geometrías.

Enric Millo
Portavoz del PPC en el Parlament de Catalunya