Entrevista Enric Millo - La Razón - 21/10/2012

Enric Millo: «Los votantes de CiU deben saber que Mas está decidido a romper con España»




 
– En la última semana el PP ha avisado de que si Cataluña se independiza quedará fuera de la Unión Europea (UE), los agricultores dejarán de recibir 310 millones y no se podrán pagar las pensiones. ¡Dibujan un panorama que da miedo!

No acepto la máxima que pretende instaurar CiU de que informar sobre las consecuencias de la independencia desde el flanco soberanista sea aceptado como verdad absoluta e informar de los perjucicios se equipare a meter miedo. Las personas tienen derecho a saber y entender que de su voto depende que se ande hacia una situación de incertidumbre.

 – El PP defiende que hay una mayoría silenciosa que se siente tan catalana como española, pero cómo se explica entonces que los sondeos dibujen un parlamento mayoritariamente soberanista

Independentistas siempre ha habido, forma parte de la sociología catalana, pero hasta ahora este grupo no ha sumado un porcentaje que permita un gobierno soberanista. Creo que sigue sin haber una mayoría social independentista, pero hay una mayoría que votará a CiU porque no ha tenido tiempo a asumir que está decidida a romper con España. Si fuera consciente dejaría de votarle. CiU vende que la independencia es la solución a la crisis y esto es un engaño.

– ¿Reconoce a CiU una buena campaña de marketing para vender que es mejor solos que mal acompañados?

Los independentistas se han apoderado de la dirección de CiU, incluso Unió es soberanista.

– Duran defiende que es confederalista…

Puede decir lo que quiera, pero participa en un gobierno con un objetivo soberanista, en su partido hay independentistas y participará en una campaña cuyo objetivo es lograr el estado propio.

– Si CiU logra el objetivo de dibujar un Parlamento soberanista ¿no ralentizará la marcha hacia el Estado propio?

Dar marcha atrás es engañar. Hemos de apelar a la responsabilidad de los ciudadanos ahora que los políticos la han perdido. Los catalanes pueden decir a CiU que no quieren ir por este camino y que se necesita un gobierno serio y responsable que no dibuje un escenario idílico que nos lleva a un «cul de sac».

– La próxima estación de la transición nacional de Artur Mas es un referéndum. Si como dice la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión, una tercera parte de los catalanes lo apoya, ¿no debería el PP estar abierto a negociar una consulta?

Si a alguien no le gusta la Ley, que proponga con claridad cómo quiere modificarla. Lo que no se puede hacer es dedicar cinco meses todo el poder económico de la Generalitat y los medios de comunicación públicos al servicio de los intereses del partido que gobierna para llevar a la gente de la calle a pedir una cosa que la actual legislación no permite.

– Qué le parece la pregunta de Mas para la consulta: «¿Usted desea que Catalua sea un nuevo estado de la unión Europea?»

Es como preguntar si usted desearía tener dos piernas, ¿qué me amenaza con cortarlas? Como catalán ya soy europeo, es más, si me obliga a salir de España, dejo de ser miembro de la UE. A corto plazo, la independencia generará inestabilidad. La manifestación del 11 de septiembre no justifica las elecciones anticipadas, porque eso no lo pidió nadie, tampoco decir que se cerró la puerta a la negociación del pacto fiscal, porque no hubo negociación.

– ¿Se está a tiempo de reiniciar la negociación del pacto fiscal?

El PP está dispuesto a hablar, pero interesaba tener una coartada para convocar elecciones, tapar la nefasta gestión del gobierno y de paso saltarse una etapa de la transición nacional. Para esconder su incompetencia Mas apela a la independencia. El gobierno, tras dos años de mandato, ante su incapacidad de gestión, se ha envuelto con la estelada. Ha convocado elecciones e insiste a los ciudadanos en que si votan independencia, que es lo mismo que votar a CiU, todos los problemas se solucionarán. Es una postura irresponsable que genera perplejidad en el mundo. Nadie esperaba que un gobierno como el de Mas acabara de esta manera.

– ¿En su campaña habrá una presencia de ministros y del presidente Mariano Rajoy?

Su presencia será positiva.

– ¿Cuidarán que no haya declaraciones como las del ministro Wert?

A los independentistas les molesta que se diga las cosas por su nombre. No dejaremos de defender la aplicación de las leyes y el derecho de los catalanes a continuar seguir siendo españoles, no nos autocensuraremos.

– ¿Da por sentado que la escuela catalana crea independentistas?

Lo que hace independentistas es la actuación desleal de un gobierno radical que quiere utilizar su incompetencia para inculcar una idea de que la ruptura con el resto de España sería positiva. 

– La entrada de Jordi Pujol en campaña apelando a la independencia ¿beneficia a CiU?

Si Jordi Pujol hubiera defendido esto antes no hubiera sido presidente de Cataluña. Me preocupa la Cataluña que dejaremos a nuestros hijos y nietos. Afirmaciones mesiánicas como las de Pujol y Mas no nos llevan hacia un camino de convivencia.

EN PRIMERA PERSONA

Alicia Sánchez-Camacho le llama Henry Miller, pero Enric Millo (Terrassa, 1960) poco tiene del bohemio escritor inglés que recorrió el París de los años 20, más allá de que es un optimista incorregible. Por encima de todo ama a su familia, la mejor prueba es que hace tres meses donó un riñón a su mujer. No está del todo recuperado, admite sin perder la sonrisa, pero se dedicará a fondo a la campaña.