Un mundo paralelo - article ABC 16.04.2013

Estamos viendo atónitos como cobran protagonismo, casi único, las ocurrencias del Gobierno de la Generalitat frente a la cruda realidad que viven los catalanes, tanto en la actividad del propio Gobierno como en los debates abiertos en la opinión pública y en los medios de comunicación. Inmersos en una crisis económica galopante, Artur Mas prefiere dedicar tiempo y esfuerzo a un mundo paralelo, a su Ítaca particular. 

Todo el tiempo que dedica la Generalitat a ‘transiciones nacionales’ y consejos asesores es tiempo que no dedica a luchar contra la crisis ni a crear puestos de trabajo. Lo saben. Son conscientes de ello y aún así persisten en el error. O porque quien manda es ERC o porque el presidente de la Generalitat ha perdido definitivamente el norte. 

Cataluña sigue sin presupuestos. Es la única Comunidad Autónoma que no los tiene. 16 comunidades autónomas lo han hecho, con muchas dificultades y con valentía han afrontado la realidad y no utilizan la excusa del déficit para no hacerlo. La cobardía de CiU sumada al lloriqueo y victimismo constante ha dejado a los catalanes sin gobierno. Mientras, el Gobierno de la Generalitat encarga 20 informes al ‘Consell Nacional de Transición Nacional’ para saber cómo sería una Cataluña independiente. Suena a chiste pero no lo es. Trabajan en una realidad paralela abandonando el presente y los problemas que tienen los catalanes. Se reúnen alrededor de una mesa para pensar en un juego de rol, el de la Cataluña aislada de España y Europa. En el tablero de CiU no hay nada de pago a proveedores, nada de empleo, nada que sirva para salir de la crisis. Sólo la creación de entes y chiringuitos entorno a su ‘transición nacional’ para vender su realidad paralela, la que no nos lleva a ninguna parte, la de la transición al fracaso. 

A nosotros lo que nos gustaría saber es cómo sería Cataluña si tuviera un gobierno que gobernara. ¿Ha pensado el Gobierno de la Generalitat en hacer informes y hojas de ruta para dinamizar la economía? ¿O para luchar contra el paro? ¿O para algo que no sea llevar a Cataluña a un callejón sin salida? 

Es necesario que Artur Mas abandone el juego que se ha inventado y ponga los pies en la tierra para empezar a trabajar por la realidad presente. Es lo que nosotros le pedimos y lo que quieren y necesitan millones de catalanes que viven en situación de emergencia. 

Josep Enric Millo 
Vicesecretario y portavoz parlamentario del PPC