"La Prueba de los seis meses" - Article ABC 28.05.2013

ARTUR Mas decidió no agotar la legislatura cuando aún no habíamos llegado ni a la mitad. Las elecciones se convocaron en noviembre por motivos partidistas sin pensar ni en Cataluña ni en los catalanes y es precisamente ahora cuando la ciudadanía padece las consecuencias. 

Seis meses perdidos. Seis meses de parálisis que el Govern ha dedicado a su obsesión independentista en lugar de ponerse a trabajar de una vez por todas a tomar medidas para luchar contra la crisis y contra el paro. Durante estos meses han sido incapaces de llevar a cabo una sola medida para incentivar la economía, para ayudar a los autónomos, para nada que no sea fomentar la separación de Cataluña de España y del resto de Europa. El llamado ‘derecho a decidir’ lo centra todo, pero la verdad es que no es tal, defienden el derecho a dividir a los catalanes y a aislarnos. Y puestos a decidir, ¿por qué no deciden presentar de una vez los presupuestos para 2013? El Govern vive en su mundo. Ha perdido el sentido de la realidad y se dedica únicamente a su realidad paralela, al juego imaginario de crear una Cataluña independiente. Esta obsesión de CiU, con la ayuda inestimable de ERC y PSC, está hundiendo aún más a Cataluña en el profundo pozo de la crisis. Los catalanes siguen sufriendo sus efectos a pesar de las innumerables escenificaciones con las que al menos un par de veces por semana nos deleita la Generalitat. En este punto, se hacen evidentes y contrastables dos maneras diferentes de gobernar. 

Mientras el Gobierno de Cataluña se dedica irresponsablemente a fomentar el independentismo, el Gobierno de España trabaja para todos los españoles. Se contraponen dos maneras de ejercer el liderazgo. Una, trabajando, luchando contra la crisis, proponiendo medidas, aprobando leyes, preparando reformas. La otra, convocando cumbres que no van a ninguna parte, reuniones inútiles y fotografías que sólo sirven para llenar páginas de periódicos. El Gobierno de España se ha convertido en la única esperanza de los catalanes para salir de la crisis y luchar contra el paro. Ésta es la realidad. Mientras, el Gobierno de Artur Mas lo único que hace es lamentarse, buscar excusas y envolverse en parafernalias para intentar tapar su incapacidad para gobernar. Hoy veremos otra de éstas. Otro acto más dentro de la estrategia de campaña partidista de CiU, eso sí, a costa de todos los catalanes.

Enric Millo Rocher
Portavoz PPC Parlament de Catalunya