Derecho a trabajar - Artículo ABC 09.07.2013

EL viernes pasado, por fin, se constituyó en el Parlament una comisión reiteradamente demandada por el PP catalán. Una comisión que representa a todos los catalanes que se ocupe y preocupe de dar solución al principal problema de la ciudadanía: el paro. Aunque el mensaje oficial del Gobierno de la Generalitat se centre siempre en su agenda independentista, la verdad es que los catalanes tienen otros problemas y más graves. El 45% de los encuestados en el último barómetro del Centre d’Estudis d’Opinió (que depende de la propia Generalitat) cree que el problema principal es el paro. No lo decimos nosotros, lo dicen los catalanes. Es por ello que para el PPC la única prioridad es reactivar la economía, dinamizar el mercado laboral y crear empleo. 

El objetivo es que esta comisión trabaje con carácter permanente y con el consenso necesario para unos intereses transversales que deberíamos compartir todos los partidos. Es decir, al contrario de lo que pasa con la comisión del llamado «dret a decidir», que significa dividir y separar, nosotros proponemos una comisión que sí se acerque a las necesidades auténticas de todos los catalanes: el «dret a treballar». Después de mucho insistir, hemos conseguido vencer por una vez el muro infranqueable habitual de CiU y ERC, que impide que se tramite cualquier propuesta parlamentaria de la oposición. Enviamos un mensaje claro a la ciudadanía: estamos en el Parlament para resolver los verdaderos problemas de los catalanes. Esto, de entrada, es una buena noticia en los tiempos que corren. Encontrar soluciones a las preocupaciones de los catalanes es nuestra única prioridad, aunque lamentablemente el Govern, junto con sus socios independentistas, se dedica no sólo a ignorarlos, sino a agravarlos creando nuevos problemas, hipotecando nuestro futuro y el de las próximas generaciones. 

De la comisión de políticas para la lucha contra el desempleo, tiene que salir un análisis riguroso de la situación actual del mercado laboral y tienen que surgir también propuestas que impulsen acciones concretas para reactivar la economía y generar empleo. Espero que los distintos grupos parlamentarios dejen de lado los intereses electorales y partidistas y se esfuercen, como hacemos nosotros, en buscar puntos de encuentro y no de diferencia. Es esto lo que los catalanes esperan de nosotros. 

Enric Millo es portavoz del PPC en el Parlament.