Cataluña, una sociedad plural - Artículo ABC 29.04.2014

La semana pasada, coincidiendo con el día de Sant Jordi, la sociedad catalana dio un paso adelante demostrando que no es una sociedad uniforme y ni teledirigida por el pensamiento único del independentismo excluyente como algunos pretenden, sino que es plural y que, desde la suma de las diferentes sensibilidades e ideologías existentes en ella, es capaz de movilizarse para seguir viviendo el proyecto compartido que es España. 

Así pues, la presentación de Sociedad Civil Catalana es, para todos aquellos que nos sentimos catalanes y españoles, una puerta abierta a la esperanza que da voz a esa mayoría de catalanes que no quieren romper con el resto de España. Al contrario, quieren seguir construyendo juntos un futuro mejor para todos. Iniciativas de este tipo son, en momentos como los actuales en los que se está poniendo en riesgo nuestra convivencia, muy importantes. Cuando es el propio gobierno catalán el que está auspiciando el proceso separatista de la mano de la ANC, no es fácil defender desde la sociedad civil, con claridad y sin vacilación, los derechos y libertades de una sociedad que apuesta por la concordia y la convivencia frente a la ruptura y la separación. 

A lo largo de los últimos treinta años hemos dedicado muchos esfuerzos a construir nuestro sistema de derechos y libertades. No ha sido fácil, y precisamente por ello hoy no podemos permitir que nadie se atreva, ni tan siquiera a intentar destruirlo rompiendo uno de los principios básicos de nuestra democracia, el respeto a las leyes, amenazando con una declaración unilateral de independencia. 

Nadie con un mínimo de seriedad y responsabilidad puede afirmar que se nos niega el derecho a votar a los catalanes. En los últimos 10 años hemos votado en diez ocasiones y a lo largo del próximo año y medio votaremos, como mínimo, en tres ocasiones más. La primera de ellas el próximo 25 de mayo en unas elecciones europeas de suma importancia y que marcaran de forma decisiva el ritmo de la recuperación económica de España. 

La Unión Europea representa solidaridad, trabajo y esfuerzo conjunto y no da protagonismo a aquellos que van a contar historias sobre que quieren separarse de ella. Ante el fanatismo de aquellos, como CiU y ERC, que quieren dividir a nuestra sociedad y sacarnos de la Unión Europea estoy convencido de que los catalanes responderemos con la sensatez democrática, apostando por el proyecto compartido de una España fuerte en Europa que representa el Partido Popular. 


Enric Millo 
Portavoz parlamentario y vicesecretario del PPC